jueves, 17 de junio de 2010

PARTE VIII - “BUSCANDO PRETEXTO PARA QUEDARME EN GIJON”

Ciertamente, aun no habíamos hablado abiertamente entre nosotros sobre nuestro amor, éramos niños e inocentes, y no nos hacia falta hablarlo. Sabíamos lo que sentíamos, pero era como si nos diera miedo hablar abiertamente sobre el tema. Aunque ya después de este primer beso, y ver las lagrimas de san Lorenzo. Comenzamos a pasear a menudo, por el cerro, recorríamos toda la playa de San Lorenzo y terminábamos escondiéndonos en el Parque de Isabel la Católica. Y por esos días, nos empezamos a sentar en los bancos del parque, a decirnos abiertamente que nos queríamos, a darnos suaves y hermosos besos, pues yo aprendí a besar con sus labios, y ella con los míos.


Recuerdo con tanta ternura los primeros días en aquel parque, sentados al anochecer en los bancos, nos pasábamos las horas sentados uno frente al otro, con los ojos, humedecidos, dándonos infinidad de besos, y cuando nos sentíamos débiles, nos fundíamos en eternos abrazos. Se que algún día, regresaran a mi, esos tiernos momentos. Y es lo que más deseo en la vida, volver a sentirlos, aunque ya tenga mas de 30 años, necesito volver a ser un niño contigo otra vez…

Recuerdo lo mal que lo pasábamos hablando de que haríamos cuando se enteraran de lo nuestro. Que miedo les teníamos a todos. Y solo pensábamos en disfrutar el mayor tiempo el uno del otro. Desando que se enteraran dentro de muchos años, cuando ya fuéramos mayores para que nos dijeran nada. Otro pequeño problema era que yo me iba a ir a estudiar a Cangas de Onis. Y dejaríamos de vernos tan a menudo, pues si me iba, apenas nos veríamos algún que otro fin de semana.

Yo no podía permitir eso, tenía frente a mí al amor de mi vida, y no quería separarme tan pronto de ella. Así que en pocos días, me fui a ver a mi madre al pueblo, y le conté que quería quedarme como mi hermano en Gijón a estudiar.

Mi hermano el mediano, quería estudiar idiomas, y claro, solo había escuela oficial en Gijón, así que el ya tenían claro que se quedaría a estudiar allí. Yo tenía que buscar una escusa para quedarme, pues ya estaba matriculado en el instituto del pueblo. Así que le dije a mis padres, que quería seguir haciendo Taekwondo, que era lo que mas me gustaba, quería ir a una buena escuela de artes marciales, les prometi que no bajaría mi rendimiento en el instituto, todo lo contrario, si me dejaban quedarme allí, mejoraría mis notas. Me costo convencerlos, y además no sabíamos si habría plaza en el instituto de Gijón.

El caso es que los convencí pronto, pero para septiembre, ya empezaban a sospechar que pudiera haber algo entre nosotros… Como me iría en invierno a estudiar fuera, mis tíos que fueron los primeros en empezar a sospechar, no dijeron nada, de vez encunado hacían alguna pregunta con segundas… “¿Vais a ir solos otra vez? ¿Por qué no vais con los amigos de tu prima? ¿Por qué siempre solos?” La cosa comenzaba a complicarse. Y ya broto la alerta cuando se enteraron que mi intención era quedarme a estudiar en Gijón. Recuerdo el día que mis padres lo comentaron a los suyos… uf… ¿Y por que…? ¿Pero no hay instituto en el pueblo? ¿Aquí?” Pero al final mi tío, dijo, bueno si estudian aquí los dos hermanos, pueden venir a comer a casa cuando salgan del instituto… Y después de comer, iriamos a estudiar y a dormir a casa de mi Abuela.

Al final parece que se arreglo todo pronto, aunque se quedaron con la mosca detrás de la oreja, pero como eran suposiciones… todo quedo en nada por ahora.

2 comentarios:

Nereida Nesea dijo...

Me cuesta entender a veces lo que escribes. deja un poco que desear la calidad del texto, pero la historia en sí, es preciosa. Me está encantando y ya tengo curiosidad por saber c
omo terminó.
Un saludo

el chico dijo...

Gracias, intentare mejorar el texto… Siento decirte que, ni yo se como va a terminar esta historia. Ojala pronto lo sepa, para poder tener un final feliz para este blog… o quizás triste… no lo se… espero vivir pronto el final de esta mi historia de amor… para poder terminar este blog… Algún día escribiendo llegare al tiempo presente, y contare lo que me va sucediendo en el día a día con ella, y espero terminar diciendo… que decidimos vivir juntos, y no separarnos mas… pero aun no lo se...

Publicar un comentario